Publicado el Deja un comentario

Día Internacional de la Seguridad y la Salud en el trabajo

Indispensable, tener unas condiciones y un buen trato laboral es indispensable. Prevenir daños, lesiones, enfermedades, proteger a los empleados como se protege a cada miembro de una Tribu, como derecho por ser ciudadano.

Más allá del respeto a nuestra persona, cuidar a cada miembro es la única manera de alcanzar el éxito. Si una pieza falla, si un faro trasero se funde, igual el coche puede seguir funcionando, pero tiene más riesgo de choque. Así pasa con cada pieza, hasta que finalmente el coche se queda parado.

Por esto hoy tratamos la importancia de los pequeños detalles en el trabajo:

– Lo más importante es no empezar por el tejado, la base de todo es la salud: Sin ella el resto carece de sentido. Es por ello que garantizar productos reales como frutas, descartar los procesados y fomentar unos buenos hábitos, es lo primero y principal antes de tomar cualquier otra acción.
Empatizar: Tener un espacio donde compartir logros, aspiraciones, nuevas ideas, proyectos, preocupaciones. En las empresas pequeñas sobretodo, donde en muchas ocasiones las tareas se flexibilizan y de vez en cuando hay que echar una mano a un compañero, sentir empatía o un vínculo hacia el resto hará que el ambiente laboral sea mucho más sano.
– En esta misma línea, organizar actividades fuera del trabajo de forma periódica fomentará el trabajo en equipo y el entusiasmo a la hora de trabajar.
– Tener un espacio donde poder desconectar dentro de la oficina: Un espacio donde poder comer, tomar un café, tomar el aire, estirar las piernas. Un espacio que inspire creatividad y ganas, que dé energía y fuerza para seguir trabajando.
Dar autonomía, responsabilidad: A veces las personas necesitamos organizarnos de una forma diferente al resto para ser efectivos, cada uno conocemos como funcionamos mejor: En silencio, con ruido de fondo, sentados, de pie, escribiendo a mano o a ordenador… Dejar libertad y enseñar diferentes métodos para que cada uno encuentre el suyo ideal, hará que cada persona saque de sí mismo el máximo potencial.
Reconocer los logros: Un jefe tiene que ser un buen líder y saber cuando es necesario ser exigente con un empleado y cuando se merece un reconocimiento por su buen trabajo. El equilibrio entre las 2 partes es la clave para funcionar pero respirar felicidad, saber las palabras exactas para motivar a cada empleado.

En Talkual tenemos muy en cuenta los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, por lo que no podemos evitar relacionar este día y estos hábitos con dos de estos objetivos:

Objetivo número 3: Salud y bienestar → “Garantizar una vida sana y promover el bienestar en todas las edades es esencial para el desarrollo sostenible” (ONU)

La Covid-19 está dejando un desequilibrio económico y una inestabilidad emocional, algo que hay que tratar desde las empresas, la red fundamental de cualquier país.

Objetivo número 8: Trabajo decente y crecimiento económico → “Un crecimiento económico inclusivo y sostenido puede impulsar el progreso, crear empleos decentes para todos y mejorar los estándares de vida” (ONU)
Fomentando que todos los grupos tengan un acceso a un trabajo digno con el que se puedan sentir realizados como personas.

No podemos perder “lo humano”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *